Con la finalidad de impulsar la competencia y el crecimiento de la industria cervecera artesanal, los productores independientes luchan por un cambio en el pago de impuestos.

Actualmente, los cerveceros artesanales pagan el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) del 26.5% sobre el precio final de la cerveza y esperan que se reduzca al pago de 1.40 pesos por cada grado de alcohol contenido en un litro de cerveza.

“Necesitamos la modernización del esquema tributario, al final de cuentas es un impuesto que se creó en los 80 con el objetivo de desalentar el consumo de alcohol y que provocó que salieran al mercado miles de productos de alta graduación y de bajo costo que pagan muchísimo menos IEPS”, declaró Cristina Barba Favá, directora de la Asociación Cervecera Mexicana (Acermex).

Primeros intentos

En 2018 la senadora Gina Andrea Cruz lanzó la propuesta bajo el argumento de que el modelo recaudatorio actual coloca en desventaja a las cervecerías nacionales, dado que los cerveceros artesanales pagan impuestos por aproximadamente 1,000 pesos por hectolitro, mientras las industriales pagan alrededor de 300 pesos.

En octubre de 2019, el senador Gerardo Novelo Osuna presentó una propuesta para reducir el pago del impuesto argumentando que este acto representaría un aumento en la recaudación de alrededor de 20,000 millones de pesos.

El año pasado, la legisladora Adriana Medina Ortiz promovió la iniciativa para reducir el pago de IEPS e ISR a la cerveza artesanal para impulsar a pequeñas y medianas empresas productoras, afectadas por el Covid-19.

white stout

Sin embargo, ninguna de estas iniciativas ha prosperado. Para Barba Favá la propuesta no avanza debido a que hay muchos intereses de por medio de las grandes empresas, sobre todo las transnacionales.

Futuros beneficios 

Los beneficios de la actualización en el pago de impuestos para las cervecerías artesanales son bastantes y son para todos. 

Uno de ellos es la reducción del costo de una cerveza para el consumidor final, que es en promedio de 65 pesos por botella.

Además puede abrir la puerta para que un mayor número de productores pudieran sumarse al padrón de contribuyentes.

“Aproximadamente la mitad de los productores no están dentro, porque es imposible sobrevivir al mercado con una carga fiscal de ese tamaño”, menciona Barba Favá.

Te recomendamos: Impetuosa: La cerveza hecha por y para mujeres

La participación en el mercado también podría aumentar hasta 1%, actualmente es de apenas 0.16%, un porcentaje muy pequeño comparado, por ejemplo, con Estados Unidos donde los artesanales representan 13.6% de la industria cervecera.

Expansión